TODOS LOS TITULOS | QUIENES SOMOS | CONTACTOS | PUBLICITAR | BUSCAR EN DEPORTES EN QUILMES: | Agregar a favoritos | Suscribir al Sitio (RSS) | Encontrarnos en Facebook

DEPORTES EN QUILMES - PORTADA -
 

“TOWER

CLUB DE AJEDREZ DE QUILMES


NP GROUP: DISEÑO - PRENSA - PUBLICIDAD

PUBLICITE EN DQ!




 
Ya está en marcha la sexta edición de los Premios DQ al Deporte Quilmeño ¡y al Deportista del Año lo elegís vos!



FUERZA G GIMNASIO


23 de enero de 2012
El Jugador Nº 11
Para leer dentro y fuera del área
Marcelo Alvarez, entrenador de arqueros mate, presenta su libro en defensa del arquero-jugador.


TEXTO
fontsizeup
fontsizedown
Marcelo Alvarez en su rol de entrenador de arqueros en el Mate.
Marcelo Alvarez en su rol de entrenador de arqueros en el Mate. Ampliar
Marcelo Alvarez en su rol de entrenador de arqueros en el Mate. Hay arquero. Algunas de las figuras de El Jugador Nº 11.

Más allá que las décadas sigan pasando, la carrera de Marcelo Luís Alvarez siempre estará ligada al arco. Apasionado por la profesión y defensor a ultranza de un estilo definido de arqueros, el hombre que durante su juventud transitara por las diferentes categorías de San Lorenzo de Almagro y que ahora, en su nueva función de formador, entrena a los chicos de Argentino de Quilmes, es el autor de El jugador N° 11, libro mediante el cual realza a los guardametas que se permiten mucho más que atajar.

Llegó a la Primera del Mate de la mano de Néstor Martínez y Rodolfo De Paoli, a mediados de 2010. Y pese a que el proyecto futbolístico no tuvo el sustento esperado en los resultados, la dirigencia quedó muy satisfecha con su trabajo. Gracias a eso, lo invitaron a formar parte del proyecto de inferiores y, desde el año pasado, trabaja con todos los arqueros del club de la Barranca, desde infantiles hasta la Cuarta División.

“Si me das a elegir, para mí trabajar en la formación es lo más lindo, a pesar que dentro del fútbol argentino sea menos reconocido y más ingrato económicamente que hacerlo con un plantel profesional”, comenta Marcelo al momento de arrancar la charla con DQ y continúa: “El año pasado, además de entrenar a todos los arqueros del club, tuve la oportunidad de dirigir la Quinta División, con tan buena suerte que terminamos saliendo campeones en el torneo de Primera C”.

- ¿Cómo se entrena actualmente a los arqueros?

- En nuestro país estamos equivocados al entrenarlos de forma aislada, porque en realidad son parte de una unidad táctica. Si no los entrenás con los defensores, los sacás de contexto y terminan pareciendo que juegan a otro deporte. La tendencia a nivel mundial es otra, por ejemplo fíjate en el Barcelona como Víctor Valdéz forma parte del circuito de circulación de la pelota, sabiendo como jugar corto o largo. Es parte del juego, no es solo un tipo que ataja. Esas son cosas en las que estamos un poco atrasados. Desde mi punto de vista, dentro de unos años el arquero que no sepa dar la vuelta para cambiar el sentido del ataque desde el fondo, va a terminar perjudicando a su equipo.

- La posición del uno cambió desde los tiempos en que vos jugabas…

- Bueno, ese es en realidad el sentido del libro. La idea por la cual surgió es un poco refutar la idea de muchos que dicen que desde el cambio del reglamento, el arquero comenzó a tener otras funciones. Eso es mentira, porque hace veinte años que se implementaron los cambios: en 1992, luego del gran Mundial de Higuita en Italia. Y si ya pasaron dos décadas y los hinchas siguen sufriendo cada vez que le llega la pelota a su aquero, quiere decir que algo mal se está haciendo. Es un problema de formación.

- Y a partir de eso, apareció la idea del libro…

- Es que, si antes de esa modificación teníamos a Gatti, Comizzo, Navarro Montoya y otros como Chilavert u Oscar Córdoba, que jugaban muy bien con los pies, me pregunté porqué después no surgieron más arqueros así, sino todo lo contrario, ya que cada vez atajaban más atrás. A partir de ese interrogante comencé a investigar y me encontré con que había mucho material, suficiente como para publicar un libro. En El Jugador Nº 11 se van a encontrar con una reconstrucción histórica del arquero que domina el área y que está más pendiente del juego, una característica que es bien latinoamericana y casi exclusiva de nuestro país. Antes de Amadeo Carrizo no había ninguno, después en los 60 comenzaron a aparecer los Errea, los Poletti… cuando en Europa todavía no se usaba. Lo que defiendo es el dominio perimetral, el saber decidir, si a eso le sumás jugar bien con los pies, mejor.

- ¿En tu época de jugador ya te sentías identificado con este estilo?

- Y… yo vengo del blanco y negro: eras de Fillol o de Gatti. Yo siempre me sentí identificado con El Loco, aunque también me gustaban otros como Lavolpe o Baley. Entonces, a pesar de ser hincha de San Lorenzo, me iba a la cancha de Boca para ver desde atrás del arco los movimientos de Gatti, me pasé cuatro años viéndolo, y la verdad que era maravilloso. Esa es la mejor escuela que se puede tener.

- ¿Y por qué hoy no se ven arqueros así?

- Creo que pasa por varios factores. Por un lado, al entrenar al arquero aislado terminan haciendo hincapié solamente en la parte defensiva y no en la participación en el juego. El otro punto es que el fútbol argentino se volvió muy amarrete, con todos los equipos jugando muy atrás, entonces el arquero termina pegado al arco. Rinus Michels y Stefan Kovacs, los creadores de la Naranja Mecánica y el Fútbol Total de Holanda en la década del 70, tenían una frase que decía que la distancia entre el arquero y la última línea tiene que ser siempre constante. ¿Qué quiere decir esto? Que si tu equipo ataca, tenés que acompañar a 20 metros del central, sin embargo vos ves los partidos de acá y es muy difícil encontrar un arquero que este más adelante del punto penal. Al no salir, perdés tiempo para reaccionar o cortar un contragolpe. Y eso es lo más difícil de hacerles entender a los chicos de inferiores.

- ¿De quién es la responsabilidad de que pase esto?

- Y… yo creo que el formador es el responsable. Gente que leyó el libro me preguntó: ¿vos estás convencido que esto se puede ensañar, que ese tipo de arqueros se pueden fabricar? Y si no estuviera convencido no lo hubiera escrito.

- ¿El libro es también una respuesta para aquellos que piensan que el arquero no juega al fútbol?

- Mirá, Osvaldo Zubeldía tenía una frase que dice: “Las líneas de atrás gobiernan a las de adelante”. Ese es un principio fundamental del fútbol, con lo cual, si es cierto, el arquero es el rey porque es el que está atrás de todo. No se puede salir campeón con arqueros boludos, es así de simple.


SUBNOTAS

Higuita, un capítulo de El Jugador Nº 11

Leer el juego: ganate un ejemplar de El Jugador Nº 11

+ Noticias de este deporte
INTERACTUAR
Imprimir
Enviar por email
 Votar: ¿Te gustó la nota?
 Comentar
COMPARTIR
|
 
¿Te gustó esta nota?
A 1 lectores les gusta esta nota.




Agregar a favoritos Agregar a Favoritos Suscribir a la lista de correo Suscribir a la lista de Correo Suscribir al Sitio (RSS) Suscribir al Sitio (RSS) Encontrarnos en Facebook Encontranos en Facebook

PUBLICITE EN DQ!

NP GROUP: DISEÑO WEB, GRAFICO, MARKETING ¡CREAMOS COMUNICACIÓN!





 







PREMIOS DQ AL DEPORTE QUILMEÑO | COMUNIDAD DQ | CONTENIDO MULTIMEDIA | CORREO DE LECTORES |

QUIENES SOMOS
| CONTACTOS | PUBLICITAR |

© 2008-2017 Deportes En Quilmes - Todos los derechos reservados. Directores/Propietarios: Sebastián Alejandro Rafanelli – Román Ciprián Kowalski.
Registro de la Propiedad Intelectual Nº 4994131. Se permite la utilización total o parcial de los artículos sólo citando la fuente.
Alvear 641, 12 G, 1878 - Quilmes, Bs. As. -webmaster- Diseño: NP Group

Recomendaciones para una óptima visualización: (Adobe Flash Player) (Safari) (resolución:1024x768)

NP GROUP -PRENSA, DISEÑO, PUBLICIDAD-