Portada del sitio > POLIDEPORTIVO



12 de enero de 2012 | Ciclismo

Recuerdos del dolor
Mucho más que deporte: por primera vez un grupo de ciclistas recorrió las Islas Malvinas.


Mucho más que deporte: por primera vez un grupo de ciclistas recorrió las Islas Malvinas.

A poco de cumplirse 30 años de la Guerra de las Malvinas, cuatro argentinos, un español y un mejicano, dirigidos por el quilmeño colaborador de DQ, Hernán Meza, se convirtieron en los primeros ciclistas en recorrer las islas en bicicleta. Las experiencias de un desafío deportivo, atravesado por los dolorosos recuerdos de un conflicto que jamás debería haber existido.

Mucho más que deporte: por primera vez un grupo de ciclistas recorrió las Islas Malvinas.

A poco de cumplirse 30 años de la Guerra de las Malvinas, cuatro argentinos, un español y un mejicano, dirigidos por el quilmeño colaborador de DQ, Hernán Meza, se convirtieron en los primeros ciclistas en recorrer las islas en bicicleta. Las experiencias de un desafío deportivo, atravesado por los dolorosos recuerdos de un conflicto que jamás debería haber existido.

<diapo5725|right>

A poco de cumplirse 30 años de la Guerra de las Malvinas, cuatro argentinos, un español y un mejicano, dirigidos por el quilmeño colaborador de DQ, Hernán Meza, se convirtieron en los primeros ciclistas en recorrer las islas en bicicleta. Las experiencias de un desafío deportivo, atravesado por los dolorosos recuerdos de un conflicto que jamás debería haber existido.

- ¿De quién fue la idea de este viaje?

- Entre el año 2000 y 2006 me dedicaba al área de biciturismo dentro de una agencia que se abocaba al turismo alternativo. De aquel entonces quedaron muchos grupos con los que recorrimos Argentina y países limítrofes. Como se hicieron amigos siguieron viajando y el año pasado les comenté la idea, que en aquel entonces no sabía si podría concretarse, de recorrer en bicicleta las Islas Malvinas y se engancharon inmediatamente.

- ¿Cómo lograron llegar hasta las islas?

- Nos pusimos en contacto con un argentino, nieto de isleños, que vive allá y tiene una agencia de turismo. Nunca un grupo de ciclistas había ido a recorrer las Malvinas y menos desde el punto más oriental al más occidental de las dos islas. Anteriormente habían ido grupos de excombatientes, pero no a este nivel de meterse en la vida cotidiana de la islas, alojándonos desde en un hotel a casas de familia.

- ¿Cuán complicado es el viaje?

- La logística fue difícil. Vía Argentina hay un solo vuelo directo por mes y es imposible porque siempre está completo. Entonces tuvimos que hacer Buenos Aires - Santiago de Chile - Punta Arenas - Malvinas, que tiene una frecuencia semanal. La firma Trek nos proveyó las bicis y para trasladarlas tuvimos que pagar un sobrepeso de 700 dólares por tramo. Por eso es que es tan caro viajar a las islas. El vuelo de Santiago, al hacer escala en Punta Arenas, fue revisado de arriba a abajo, ya que donde se aterriza en la Isla Soledad, Monte Agradable (Mount Pleasant), es una base de la Royal Air Force británica.

- ¿Cómo fue la recepción?

- Buena, no nos maltrataron en lo más mínimo por ser argentinos. Eso sí, desde que llegás sentís que todo el mundo sabe quien sos… igual que en un pueblito, pero mucho peor porque se trata de una isla. El trato cotidiano era muy amable, necesitan del ingreso de gente, de dinero y, sobre todo, de poder charlar con alguien que no sea su vecino al que ven todos los días. Imaginate que en la isla Este (Isla Soledad) viven 2500 personas y en la Oeste (Gran Malvina) no llegan a 100. Un pueblo, como Darwin, donde está el cementerio argentino, tiene solo tres casas.

- ¿El clima fue parecido a lo que se imaginaban?

- Sabíamos que hay viento y que el clima es inestable. En el mismo día se nublaba, llovía, caían piedras… Pensábamos que era una temporada buena para hacer esto y la verdad que no fue así, aunque según los isleños era el mejor clima que podíamos tener. Es muy complicado para andar en bici: la temperatura era de entre 10 y 14 grados, con lluvia casi constante y vientos este-oeste, entonces hay que buscar los tramos donde poder pedalear, lo cual hacíamos con el apoyo constante de dos camionetas. Es como estar en la Patagonia, pero bien extrema.

Iluminados por el fuego

“El atractivo -por llamarlo de alguna manera- para los argentinos, obviamente, es principalmente la guerra y lo que dejó para nosotros como una sociedad que pocas veces participó de conflictos armados. Ver los rastros de ese episodio es muy fuerte. Para un isleño o un inglés, en cambio, es más normal porque por donde caminan desde épocas inmemoriales vivieron en guerra y siguen metiéndose en países. Para nosotros era muy movilizante”, analiza Hernán y las referencias a los combates comienzan a repetirse ineludiblemente a lo largo de su relato.

- ¿Cómo fue el recorrido?

- Del aeropuerto fuimos a Puerto Argentino, donde nos alojamos en un hotel de solo ocho plazas. Su dueño es un chef chileno que editó un libro de cocina cuyo prólogo es de Margaret Thatcher. Las comidas son a base de ovejas, arroz, legumbres y no mucho más. Si bien es una zona costera no tienen pesca.

- ¿Y cuándo empezaron a pedalear?

- El primer día fuimos por los alrededores de Puerto Argentino, donde lo pintoresco son las pingüineras, en las que se aprecia la fauna previa a la de la Antártida. Había períodos en que era imposible pedalear por la fuerza del viento en contra. Eran 30 kilómetros de ripio consolidado y otros 15 de campos sin camino. Todos los vehículos allá son 4x4 y realmente se utilizan como doble tracción porque es la única forma en la que podés llegar a donde querés ir. Desde ahí ves el Reina Elizabeth, un viejo barco que esta encallado en la costa, y, a partir de ese momento, descubrimos que en todos lados encontrás memoriales sobre las batallas, así van recordando, a lo largo de todas las islas, lo que pasó durante la guerra.

- ¿Qué fue lo que más te llamó la atención en la Isla Soledad?

- El faro, que es el lugar más Este desde las islas, y que, como dato, ahí durante la guerra se escondió un kelper que le pasaba a los británicos todas las posiciones argentinas. También estuvimos en el campo en el que se instaló el ejército argentino para defender Puerto Argentino. Todavía se conservan las trincheras y encontrás borceguíes, latas, culatas de FAL, casquillos de munición… ese es el primer contacto real que tenés con la guerra y te mata emocionalmente.

- ¿Cómo llegaron a la otra isla?

- Para trasladarse a Gran Malvina hay un trasbordador o un vuelo de 40 minutos. Optamos por el avión -un turbohélice que parecía un Falcon con alas- porque era lo más seguro para no perder tiempo. Cuando aterrizamos vimos que la pista era de pasto y los encargados de recibir a los dos aviones que hacen este enlace son los mismos pobladores a quienes se los instruye para esta tarea y con las camionetas espantan a los pájaros. Estos aviones, fuera de los teléfonos que no siempre andan, son la forma de mantener comunicada a las dos islas.

- Debe ser un lugar aún más desolado…

- Hay historias como la de una familia francesa que llegó en velero y se quedó a vivir, o de jóvenes de Nueva Zelanda o Australia que vienen a trabajar en el campo antes de seguir viaje para otro lado del mundo. Los hijos de los isleños un día se van a buscar estudios más avanzados y lo más probable es que no vuelvan más. Ves chicos de hasta diez años y después todos de cuarenta para arriba. Para vivir ahí, tenés que haber nacido en algún lugar con un clima parecido. Paramos en una casa de familia, de una pareja súper amigable con quienes convivíamos y además fueron nuestros guías. Pedaleamos hasta Puerto Yapeyú (Port Howard), donde cuentan orgullosos que el príncipe Carlos estuvo pescando y se alojó ahí. Parece un oasis porque está rodeado de árboles, pero del viento que hay están todos inclinados. En la temporada de esquila llegan trabajadores golondrina y en las paredes de los galpones que utilizan aún se puede leer P.O.W. y P.G. (Prisioneros de Guerra). Es muy fuerte.

- ¿Allí también se ven registros de batallas?

- En ese sitio se habían instalado las tropas argentinas y todavía se ve el cartel de Puerto Yapeyú. Durante la guerra, los pobladores estaban obligados a quedarse en sus casas y cuando pudieron salir encontraron las pertenencias que habían dejado los nuestros, entonces armaron el Museo de la Guerra. Es un lugar que, como argentino, te parece nefasto porque ves como realmente estaban equipados los soldados. Nosotros recontra preparados con lo mejor para combatir el frío igualmente lo sufríamos y ahí observás que los pibes estaban con zapatillas Flecha, bolsas de dormir que no sirven para nada y armas viejísimas y cuchillos para enfrentarse a un ejercito profesional. Todos los días salimos a pedalear aunque por los alrededores no pudimos ir porque a lo largo de toda la costa aún hay minas antipersonales.

- ¿Conocieron los cementerios militares?

- Sí, volvimos a volar hasta San Carlos, que es donde está el cementerio inglés. Hay 19 tumbas y para ellos algo muy significativo es que un capitán que murió en 1984 en otro conflicto, por pedido suyo, está enterrado allí. De ahí fuimos pedaleando hasta Darwin, donde se encuentra el cementerio argentino. Es mucho más grande, muy bien mantenido por un argentino casado con una isleña. Hay muchas tumbas de cuerpos sin identificar, entonces es muy común ver la inscripción “Soldado solo conocido por Dios”. Es un lugar de conflicto emocional gigantesco.

- ¿Qué sensación te trajiste?

- Estando en las islas es imposible no sentirte movilizado por la guerra. Estar ahí te ayuda a acomodarte las ideas. Cuando uno ve por donde desembarcaron los ingleses y donde estaban apostados los argentinos puede tomar dimensión de lo que pasó, por más que no sepa de estrategia militar. Mi evaluación, que no es para nada la que puede tener un excombatiente, es que el isleño también padeció esa guerra y que los intereses que hubo por parte tanto de Argentina como de Inglaterra a ellos los perjudicó: tienen los cementerios, restos de aviones, helicópteros, campos minados… saben que seres humanos de los dos bandos sufrieron en su tierra. Además, ellos mismos te dicen que antes recibían ayuda de Argentina. A través de los maestros, los médicos, los insumos, estaban culturalmente mucho más relacionados con nosotros que con los ingleses.


DQ te necesita ❗❗

Danos una mano para que Deportes En Quilmes pueda continuar informándote sobre tus héroes locales y continuar siendo la voz de los deportistas quilmeños!.

¡Es fácil, rápido y seguro! 👉 Sumáte a "Yo quiero más Deportes En Quilmes" 📰 ❗






Los titulares del momento

| Primera C

No se cansan

Pese al calor y a un torneo interminable, las Cerveceras no frenan su andar ganador: triunfo ante Ituzaingó.


| Deportes En Quilmes en el dial

DQ Radio, episodio 157

Reviví el programa del sábado 3 de diciembre.


PAIA HELADERIA ARTESANAL - BERNAL

UNION NACIONAL DE CLUBES DE BARRIO - QUILMES

| Natación

Cruzaron rápido

Gran papel del plantel del Club Social Don Bosco en el Cruce del Yaguarón: ganaron la competencia y sumaron varios podios.


TAEKWONDO TRADICIONAL EN EL QULMES ATLETICO CLUB

SANCOR SEGUROS

| Atletismo

En una gran presentación, Fausto Alonso se quedó con el triunfo en la Maratón Nocturna de Malargüe.


| Seven de la República

El seleccionado de Buenos Aires, con la presencia de Yamila Otero, se coronó campeón de la edición 2022.


| Campeonato Sudamericano u15

La Selección Argentina, con Martina Chover, derrotó a Colombia y se consagró campeona.


| Primera C

En una jornada de mucho calor, las Cerveceras se quedaron con un triunfazo en el final ante Italiano.


| Natación

Buen papel de Lautaro Rodíguez en el Argentino Open, subiéndose al podio y quedando cerca en varias pruebas más.


| Torneo Sur-Centro

Con la presencia de Santiago de León, jugador de la AACFQ, la Selección de Menores se consagró en Mendoza.


| Deportes En Quilmes en el dial, tercer aniversario

Reviví el programa del sábado 26 de noviembre.


| Automovilismo / TC

Esteban Gini se arrimó en la lucha por el título y estará atento a sus posibilidades si los de arriba se equivocan.


| Futsal / Primera B

Pese a dar lo máximo, las chicas del Unión Ezpeleta no pudieron con Boca, uno de los candidatos, y quedaron eliminadas.


| Natación

El Club Social Don Bosco fue protagonista en la primera fecha del Circuito de Aguas Abiertas en Chascomús.


YOSHI COMICS - QUILMES

FERRETERÍA Y CERRAJERIA ALBERDI

XENNON ROCKERIA QUILMES - LA PLATA


Si llegaste hasta acá es porque querés seguir estando informado sobre los deportistas quilmeños...

Deportes En Quilmes es posible gracias al apoyo de ustedes. Necesitamos de su aporte para poder continuar brindándoles periodismo de calidad e independiente y seguir informando acerca de los deportes y deportistas que a ustedes les interesan y que no encuentran en ningún otro medio.

Sumáte a la campaña "Yo quiero más Deportes En Quilmes" y, colaborando como lector con aportes tan pequeños como $300, ayudarás a que DQ siga informándote como lo viene haciendo desde 2008. Podés hacerlo con toda tarjeta de crédito o débito, transferencia bancaria o efectivo.

Es fácil, rápido y seguro. !Cliqueá acá y colaborá con DQ!

QUIERO MAS DQ
MUNICIPIO DE QUILMES - TRANSFORMANDO QUILMES

OUTLET QUILMES

Todas las ediciones impresas de Deportes En Quilmes

Todas las ediciones impresas de Deportes En quilmes

Recorré el archivo más importante de la historia del deporte quilmeño.

Todos los Deportes. Un solo lugar.

INSTITUTO ARGENTINO DE TENIS
DQ Radio

¡Cerveza!

⚽ Lo último del Cervecero

Pese al calor y a un torneo interminable, las Cerveceras no frenan su andar ganador: triunfo ante Ituzaingó.

En una jornada de mucho calor, las Cerveceras se quedaron con un triunfazo en el final ante Italiano.

Después de mucho esperar, el Cervecero confirmó la llegada de su nuevo DT: Mario Sciacqua.

IHARA DOJO - REAL JAPANESE KICKBOXING

¡Mate!

⚽ Lo último del Mate

Por diferencias de cara a la próxima temporada y de común acuerdo, Juan Carlos Kopriva dejó de ser el técnico mate.

Una derrota en la última fecha de la Zona Campeonato, las dejó a las Criollas sin chances de luchar por el ascenso.

Las Criollas empataron en su visita a All Boys y deben esperar a la última fecha para ver si clasifican al Reducido.

ALFONSO RESTAURANTE

NARANJIN - JUGO PARA JUGAR DESDE 1981
MAGNOLIAS CASONA GOURMET - BEER PARK

OSCC-TRUE BELIEVERS - UNDERGROUND CLOTHING

Deportes En Quilmes es posible gracias al apoyo de ustedes. Necesitamos de su aporte para poder continuar brindándoles periodismo de calidad e independiente y seguir informando acerca de los deportes y deportistas que a ustedes les interesan y que no encuentran en ningún otro medio.

Sumáte a la campaña "Yo quiero más Deportes En Quilmes" y, colaborando como lector con aportes tan pequeños como $300, ayudarás a que DQ siga informándote como lo viene haciendo desde 2008. Podés hacerlo con toda tarjeta de crédito o débito, transferencia bancaria o efectivo.


Es fácil, rápido y seguro. !Cliqueá acá y colaborá con DQ!

QUIERO MAS DQ