TODOS LOS TITULOS | QUIENES SOMOS | CONTACTOS | PUBLICITAR | BUSCAR EN DEPORTES EN QUILMES: | Agregar a favoritos | Suscribir al Sitio (RSS) | Encontrarnos en Facebook

DEPORTES EN QUILMES - PORTADA -
 

TODOS LOS PERSONAJES


“ESCUELA

CLUB DE AJEDREZ DE QUILMES


NP GROUP: DISEÑO - PRENSA - PUBLICIDAD

PUBLICITE EN DQ!


 
Ya está en marcha la sexta edición de los Premios DQ al Deporte Quilmeño ¡y al Deportista del Año lo elegís vos!



FUERZA G GIMNASIO

DALMARS - PESCADOS Y MARISCOS - VENTAS POR MAYOR Y MENOR



15 de octubre de 2008
Wilfrido Orlando Franco
"Me encantaría de mil amores correr para Quilmes"
El maratonista local que unió Tucumán con esta ciudad y utiliza al deporte como herramienta social.


TEXTO
fontsizeup
fontsizedown

El maratonista local que unió Tucumán con esta ciudad y utiliza al deporte como herramienta social.

Wilfrido Franco no solo ostenta un record nacional al haber unido corriendo Tucumán con Quilmes, si no también una historia que sirve de ejemplo para demostrar que el deporte puede ser mucho más que un juego.

Wilfrido Franco no solo ostenta un record nacional al haber unido corriendo Tucumán con Quilmes, si no también una historia que sirve de ejemplo para demostrar que el deporte puede ser mucho más que un juego. La soledad del corredor de fondo, como lleva de título una gran película británica de 1962, no se aplica en esta ocasión, ya que cada vez que éste maratonista comienza su recorrido siempre tiene como objetivo el poder ayudar a los demás.

- ¿Cómo fueron tus comienzos?

- Fue algo inesperado. En mi adolescencia jamás pensé que me iba a meter en el atletismo. Cuando tenía 8 ó 10 años sufría de asma, los cambios climáticos me mataban. Por recomendación médica, empecé con natación y a recrearme con el deporte. A los 12 cuando ya estaba más o menos bien empecé a probar todos los deportes y llegó un momento que me picó el bichito de correr las Fiestas Mayas y me prendí. Cuando llegué parecía la gloria para mí y a partir de ahí empecé a trotar todas las noches por Palermo, cerca de donde mi mamá trabajaba.

- ¿Qué rutinas seguías?

- Me basaba en libros, había uno sobre la Maratón de Boston y con eso me iba guiando. A los 17, 18 años me anoté en la Maratón Adidas, empecé a entrenar y en esos 42 kilómetros hice mi mejor marca. Llegué al CENARD cuando me había ido a probar a Ferro. Ahí me vio Daniel Barbosa, un entrenador que venía de recibirse en Alemania, me llama aparte y me pregunta si me gustaría que él me entrene. Su prioridad era enseñarme la calidad: cómo se debe correr y entrenar. Yo hasta ese entonces no tenía noción de esos temas, así que renuncié a Ferro para quedarme con Barbosa. Hacía poco que estaba viviendo en Quilmes y para mi era un sacrificio porque estaba laburando en Capital. Estaba partido en mil pedazos, pero me dijeron: “Si Daniel te pegó el ojo por algo fue, te vio condiciones”. Imagináte que jamás me pidió un mango porque sabía de la condición en la que yo estaba.

- ¿Y a partir de ahí?

- Entrenar en el CENARD era lo máximo y venía muy bien, pero viste como son las cosas de la vida, me pinto el amor, apareció mi chica -quien hoy es mi señora- y Barbosa se quería matar porque se venían los Juegos de Seúl. El atleta que hacía las mejores marcas tenía la posibilidad de viajar y yo estaba en ese grupo. Cuando decidí que no iba a correr más porque me casaba, Daniel se agarraba de los pelos, pensá que ahí entrenábamos todos los días, con lluvia, viento, sol, calor.

- ¿Cómo fue que regresaste al atletismo?

- Me alejé a los 22 y cuando decidí volver ya tenía 37 años. Mi hijo me veía correr y me decía: “papá ¿por qué no volvés a entrenar?”, así que volví por él.

- ¿Te entrenabas solo?

- Cuando me empiezo a preparar, lo llamo a Barbosa, con quien siempre tuve una excelente relación, y me recomienda comunicarme con una agrupación de Dominico llamada Osvaldo Suárez. Me anoté y en mi categoría empecé a arrimar en las carreras, me sorprendí. Pero llegó un momento que me quedó muy a trasmano ir hasta ahí, así que me probé con Mario López en el Polideportivo de Quilmes y empecé a correr para la Municipalidad. Pero comencé a ver la misma historia de siempre en lo que es la organización.

- ¿Qué tipo de cosas viste?

- Por ejemplo, cuando se acercaban los Juegos Bonaerenses empezaban a juntar limosnas para comprar zapatillas de clavos para los chicos Y yo he visto chicos con excelentes marcas allá en el CENARD que al no recibir el apoyo que necesitaban terminaban falopeándose y bajoneándose por no tener contención. Entonces llegó un momento que me dije esto no va más y decidí hacer un proyecto para apoyar al atletismo en Argentina.

- ¿En qué consistía?

- Era un llamado de atención: correr como protesta los 410 kilómetros desde Mar del Plata hasta la Casa Rosada para que el gobierno haga algo por el tema en toda la Argentina. Junté un montón de firmas y lo presenté. Algunos de los puntos eran buscar un espacio físico, hacer una infraestructura tipo, poner a disposición cardiólogos, deportólogos, nutricionistas y masajistas de la mejor calidad. Complementos que se les encarecen muchísimo a los atletas cuando tienen muy buenas marcas y quieren llegar al sector de elite. También había propuesto realizar unos juegos similares a los bonaereneses, pero sacando los mejores atletas para hacerles un seguimiento y al final del año, si hacían muy buenas marcas, posibilitarles un apoyo del Estado.

- ¿Recibiste alguna respuesta?

- A los meses me llamaron por teléfono de Casa de Gobierno para confirmarme que me iba a llegar una carta en referencia al proyecto que había presentado, el cual también incluía fotos del deterioro de los lugares donde entrenaban los atletas de Varela y Berazategui. Al tiempo se comunicó conmigo una atleta que me avisó que estaban por inaugurar la pista de atletismo por la cual tanto habíamos peleado. A mí se me caían las lágrimas porque realmente la locura que hice terminó siendo una lucha que valió la pena. Esto se tiene que terminar ¿cuanta plata puede llegar a gastarse en bancar a los mejores atletas? Acá no se traen medallas de oro porque no se quiere, porque no hay interés en el deporte y menos en el amateur.

- ¿En ese momento se te ocurrió por primera vez unir Tucumán con Quilmes?

- Mientras me reponía de mi primera Ultramaratón, le pedí a mi señora, que es docente, si me podía conseguir un libro de historia para leer y no sé por qué me trajo uno del partido de Quilmes. Ahí me di cuenta que estoy viviendo en un distrito que es rico en historia y mucha gente lo ignora, como lo hacía yo hasta hace ese instante. Empecé a mirar los mapas y ver cual fue el camino del destierro de los indios Kilme. Como atleta, el único logro personal que puedo tener es un trofeo que después se llena de telarañas, pero eso no le va a servir a nadie .Entonces me dije: acá hay otro objetivo para difundir a través del atletismo.

- ¿Ya para esa oportunidad tenías todos los sponsors y el apoyo del micro?

- No, la primera vez fue muy sufrida. En el 2006 tenía solo tres sponsors y apoyo de la Cámara de Diputados de la Provincia. Fue muy a los ponchazos. Tuve que abandonar a 564 kilómetros de Quilmes por una lesión en el tendón de Aquiles. En ese entonces, le había pedido apoyo al Municipio, pero no me lo quisieron dar. Pero este año fue distinto y sí pude lograrlo gracias a todo el apoyo que tuve. Teníamos un micro que hasta incluía computadora con Internet, masajista, mi señora que se encargaba de la nutrición, mi hijo que me acompañaba con la moto. Un atleta puede ser muy bueno y tener mucho potencial pero cuando no tiene las herramientas para alcanzar su objetivo es muy difícil.

- Igualmente habrá sido un desafío durísimo…

- Sí, tu cuerpo se va deteriorando y por más que tengas el mejor entrenamiento si no estás fuerte de la cabeza no vas a llegar. Hay un momento que al pasar los días la mejor zapatilla parece un tablón, la parte ósea te empieza a pasar factura. Lo que a mi me daba fuerzas para seguir era el objetivo que tenía de mostrarle a la gente cual fue el sufrimiento de los indios Kilme. Actualmente ese sufrimiento continúa porque les sacan sus tierras y se los reduce cada vez más. Ese era mi caballito de batalla cuando me hacían reportajes en cada parada: “Si la Argentina se olvida de sus raíces pierde su identidad, fue un genocidio lo que pasó y que ahora sigue en silencio”.

- ¿Qué nuevo desafío pensás encarar?

- Voy a empezar a incursionar en Ultramaratón, carreras de 100 kilómetros que se definen en no menos de 9 horas. Hasta tengo la posibilidad de ir a las olimpíadas de la disciplina pero primero debo hacer un muy buen registro dentro de esa categoría.

- ¿Lo harías por tu cuenta?

- A mi me encantaría de mil amores correr para Quilmes. Tuve la posibilidad de irme a otros equipos pero me quedé. Soy de acá, mis hijos nacieron acá y me encantaría llevar los colores del partido.

- Pero ¿va a haber otra edición de Tucumán-Quilmes?

- No lo sé. Te digo, sinceramente, aunque recibí un subsidio por parte del Intendente de Quilmes y él no tiene la culpa de lo que pasó, el día de mi llegada me entregaron una plaqueta que estaba en blanco porque en teoría había un error. En las fotos salgo con esa plaqueta, que después me la sacaron y nunca me dieron una. A mí eso me cansa, no les importa un pito el deporte ni la cultura, que son los dos pilares que están más deteriorados. Como puede ser que alguien haga algo por la cultura o el deporte y no les den bola. Hoy soy yo y me la banco, pero mañana va a venir otro deportista y le va a pasar lo mismo. Tanto esfuerzo para demostrarle a la gente del partido lo que sufrieron los indios y fue tan poco valorado.


SUBNOTAS
Este artículo no contiene notas relacionadas.
+ Noticias de este deporte
INTERACTUAR
Imprimir
Enviar por email
 Votar: ¿Te gustó la nota?
 Comentar
COMPARTIR
|
 
¿Te gustó esta nota?
A 0 lectores les gusta esta nota.




Agregar a favoritos Agregar a Favoritos Suscribir a la lista de correo Suscribir a la lista de Correo Suscribir al Sitio (RSS) Suscribir al Sitio (RSS) Encontrarnos en Facebook Encontranos en Facebook

PUBLICITE EN DQ!

PATRON - PIZZERIA

NP GROUP: DISEÑO WEB, GRAFICO, MARKETING ¡CREAMOS COMUNICACIÓN!




 


 







PREMIOS DQ AL DEPORTE QUILMEÑO | COMUNIDAD DQ | CONTENIDO MULTIMEDIA | CORREO DE LECTORES |

QUIENES SOMOS
| CONTACTOS | PUBLICITAR |

© 2008-2019 Deportes En Quilmes - Todos los derechos reservados. Directores/Propietarios: Sebastián Alejandro Rafanelli – Román Ciprián Kowalski.
Registro de la Propiedad Intelectual Nº 4994131. Se permite la utilización total o parcial de los artículos sólo citando la fuente.
Alvear 641, 12 G, 1878 - Quilmes, Bs. As. -webmaster- Diseño: NP Group

Recomendaciones para una óptima visualización: (Safari) (resolución:1024x768)

NP GROUP -PRENSA, DISEÑO, PUBLICIDAD-